La Comisión Nacional de Justicia y Paz, a través de su equipo No a la Trata, se han comprometido a concientizar y sensibilizar al Pueblo de Dios y la sociedad en general, sobre este flagelo que afecta la libertad y la dignidad de millones de personas en el mundo.

Según la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito se estima en 2,5 millones el número de personas víctimas de la trata. Sin embargo, se calcula que por cada víctima de la trata de personas identificada existen 20 más sin identificar.

El Papa Francisco ha instituido la “Jornada Internacional de oración y reflexión contra la trata y tráfico de personas” el día 8 de febrero, fiesta de Santa Josefina Bakhita.

En la página del episcopado se puede descargar el material para la celebración de esta Jornada en parroquias y comunidades.



VER PELÍCULA COMPLETA de Santa Josefina Bakhita

 


TEXTO COMPLETO

JORNADA INTERNACIONAL DE ORACIÓN Y REFLEXIÓN

CONTRA LA TRATA DE PERSONAS

“Emigración sin trata.

#SialaLibertadNoalaEsclavitud”

 

8 de febrero de 2018

 Buenos Aires, enero de 2018

Estimado Padre Párroco:

Es nuestro deseo que se encuentre muy bien, gozando de las mejores bendiciones del Señor y de la Santísima Virgen.

 Constituimos el Equipo No a la Trata, de la Comisión Nacional de Justicia y Paz, estamos comprometidos en concientizar y sensibilizar al Pueblo de Dios, y la sociedad en general, sobre este flagelo que afecta la libertad y la dignidad de millones de personas en el mundo. Según la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito se estima en 2,5 millones el número de personas víctimas de la trata. Sin embargo, se calcula que por cada víctima de la trata de personas identificada existen 20 más sin identificar.

Como ya sabe, el Papa Francisco ha instituido la Jornada Internacional de oración y reflexión contra la trata y tráfico de personas el día 8 de febrero, fiesta de Santa Josefina Bakhita.

Por esto motivo que nos compromete a todos y urge atenderlo, le adjuntamos material para que usted disponga el modo adecuado de incorporarlo a las celebraciones de ese día.

Desde ya le agradecemos todo lo que pueda hacer para crear sensibilidad y conciencia en su comunidad sobre este delicado tema de la trata y tráfico de personas, que está entre los grandes desvelos del Papa Francisco.

Rezamos al Señor que pueda ser siempre más un sacerdote “con olor a oveja”

 

Emilio Inzaurraga Equipo No a la Trata
Presidente

 

 1.- Recordamos algunos momentos de la vida de la Santa:

Santa Josefina Bakhita nació en Sudan (África) en 1869. A los nueve años fue secuestrada y vendida como esclava varias veces… Nunca consiguió escapar a pesar de haberlo intentado. Sufrió torturas, especialmente con su cuarto amo cuando tenía aproximadamente 13 años.  

El quinto amo, un comerciante italiano, la trató muy bien y la llevó a Italia, donde empezó a trabajar para la familia de un diplomático.  Con su nueva familia, Bakhita se desempeñó como niñera. En ocasión de que sus amos   compraron un hotel y se trasladaron a Suakin, Bakhita pudo quedarse en Italia e ingresó al noviciado del Instituto de las Hermanas de la Caridad en Venecia.

Esta congregación, fundada en 1808, es más conocida como Hermanas de Canossa. Fue en este Instituto que Bakhita conoció con profundidad a Cristo. Recibió al mismo tiempo el bautismo, la primera comunión y la confirmación, el 9 de enero de 1890, por manos del Cardenal de Venecia. El 7 de diciembre de 1893, profesó en la vida religiosa.

Bakhita fue trasladada a Venecia en 1902, donde trabajó limpiando, cocinando y cuidando a los más pobres hasta su muerte en 1947.

El 1º de octubre del año 2000 Josefina Bakhita fue canonizada por el Papa San Juan Pablo II. “En santa Josefina Bakhita encontramos una abogada brillante de la auténtica emancipación. La historia de su vida no inspira una aceptación pasiva, sino más bien una firme decisión de trabajar efectivamente por librar a niñas y mujeres de la opresión y la violencia, y devolverles su dignidad en el ejercicio pleno de sus derechos”.

 

2.- En las celebraciones de la Palabra o en la santa Misa del día se pueden añadir estas oraciones de los fieles y la oración final:

 

ORACIÓN DE LOS FIELES

 A cada intención respondemos: “¡Escucha, Señor, nuestra oración!”

 

  • Por el Papa Francisco y todos los pastores, para que sigan siendo voces de denuncia y compromiso dirigidas a toda la humanidad en su lucha contra la trata y tráfico de personas. Oremos.
  • Por las autoridades para que se ocupen y atiendan, con persistencia y seriedad, el drama de la trata y el tráfico de seres humanos, en particular trabajen en pos de una política migratoria que cuide a cada persona que llega a nuestro país.  Oremos.
  • Por todos los niños, jóvenes y adultos, que hoy son esclavizados por las redes de trata y tráfico de personas, para que puedan ser liberados y alcanzar una vida plena. Oremos.
  • Por las familias que padecen la angustia cotidiana debido a la desaparición de sus seres queridos, para que también a ellos se dirija nuestra acción pastoral. Oremos
  • Para que los migrantes que llegan a nuestro país y a nuestras ciudades, encuentren brazos en nuestras comunidades, y juntos podamos vivir una emigración sin trata. Oremos

 

ORACIÓN FINAL 

“Dios de todos los pueblos, despierta nuestros corazones y profundiza nuestro compromiso de trabajar por un mundo donde todas las personas sean libres y capaces de vivir sus vidas con plenitud y alegría.

Te pedimos por la conversión de corazón de los tratantes, el consuelo y fortaleza que sostengan a las víctimas y sus familias y justicia para todos.

Ayúdanos a crecer en la consciencia de que todos podemos luchar contra la Trata de personas.

Concédenos sabiduría, inspiración y valor para ser solidarios, de modo que juntos compartamos la libertad que es un don tuyo para toda la humanidad.

Danos un corazón solidario que sepa acoger a cada persona que llega a nuestro suelo y juntos construir una patria de hermanos

Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén “

 

3.- También se puede hacer rezar esta oración:

 

ORACIÓN A SANTA JOSEFINA BAKHITA

Santa Josefina Bakhita, cuando eras niña, fuiste vendida como esclava

y tuviste que pasar indecibles dificultades y sufrimiento.

Una vez liberada de tu esclavitud física,

hallaste la verdadera redención en tu encuentro con Cristo y su Iglesia.

Santa Josefina Bakhita! Ayuda a todos aquellos

que están atrapados en la esclavitud.

En nombre de ellos, intercede ante el Dios de la Misericordia

para que sean quitadas las cadenas de su cautiverio.

Que el mismo Dios libere a todos aquellos que han sido amenazados,

heridos o maltratados por la trata y tráfico de personas.

Bríndales alivio a los que sobreviven esta esclavitud

y enséñales a ver a Jesús como modelo de fe y esperanza

y así puedan sanar sus heridas.

Te suplicamos orar e interceder por todos nosotros:

que no caigamos en la indiferencia,

que sepamos abrir nuestros ojos y podamos mirar

las miserias y las heridas de tantos hermanos y hermanas

privados de su dignidad y de su libertad

y escuchemos sus gritos de auxilio.

Amén