El martes 1° de mayo el Papa Francisco visitará Castel di Leva, localidad en la zona rural de Roma, en donde rezará el Rosario ante la imagen de la Virgen del Milagro en el Santuario antiguo, a las 17 horas. El Pontífice será recibido por el Arzobispo vicario Angelo De Donatis y todos los componentes de la obra del Divino Amor: el Santuario, la parroquia, las congregaciones religiosas, el Seminario.

A las 17 del martes 1° de mayo el Papa Francisco realizará una visita al Santuario de Nuestra Señora del Divino Amor, en la zona rural romana de Castel di Leva. Francisco será recibido por el Arzobispo vicario Angelo De Donatis, el Obispo auxiliar para el sector Sur, Mons. Paolo Lojudice, el presidente de los Oblatos Hijos del Divino Amor, Mons. Encrico Feroci, el Rector del Santuario, don Luciano Chagas Costa, el párroco don John Harry Bermeo Sánchez, el Rector del Seminario de la Virgen del Divino Amor don Vincent Pallippadan, las congregaciones religiosas de los Oblatos Hijos y de las Hijas de la Nuestra Señora del Divino Amor. A su llegada el coro polifónico Mater Divini Amoris, dirigido por don Domenico Parrotta, entonará el canto “Tu es Petrus” (Tú eres Pedro). El Santo Padre rezará el Rosario en el Santuario antiguo, ante la imágen de la Virgen del Milagro, inaugurando así el mes mariano. El Papa rezará especialmente por la paz en el mundo y en Siria.

Después de la oración, el Obispo de Roma encontrará a las comunidades de los Oblatos Hijos de Nuestra Señora del Divino Amor y de las Hijas de Nuestra Señora del Divino Amor, que obran en el santuario. Seguidamente bendecirá la tumba del Siervo de Dios don Umberto Terenzi, primer Rector y párroco del Divino Amor y fundador de las dos congregaciones religiosas. Después se detendrá algunos minutos con ancianos parroquianos que fueron bautizados por don Terenzi. El programa prevé también el encuentro con los huéspedes de las dos estructuras de acogida del Santuario: la Casa de reposo del Divino Amor y la Casa Familia Mater Divini Amoris. La primera, situada no lejos del complejo antiguo, hospeda a personas ancianas autosuficientes o parcialmente autosuficientes de ambos sexos, con edad superior a 65 años, con un máximo de 24 huéspedes. La segunda, ubicada en el edificio de propiedad de la Congregación de las Hijas del Divino Amor, a la que es confiada, ofrece hospitalidad a 6 niños, más dos menores al máximo, para responder a exigencias de primera acogida.