En la formación de los futuros sacerdotes todos debemos aportar nuestro grano de arena, es un compromiso de amor y fe de todos los bautizados. Este aporte, debe estará basado, sobre todo en la oración, y también en el acompañamiento de las actividades, celebraciones y propuestas que surjan desde el Seminario.

También, es imperioso acompañar económicamente su camino. En la Arquidiócesis, ya se están distribuyendo los bonos de aporte anual de apoyo al Seminario Interdiocesano “La Encarnación”.

Esta Campaña de Apoyo a la Formación Sacerdotal consta de un aporte, de una sola vez anual, o un aporte mensual.

Los bonos ya se han entregado a los equipos de Pastoral Vocacional de las parroquias y a los referentes. Aquellos que deseen colaborar, adquiriendo un bono o difundiéndolos, pueden acercarse al Arzobispado, de lunes a viernes de 9 a 12 y de 17 a 19.